3 errores comunes que pueden arruinarte totalmente

La vida de todos nosotros está llena de arrepentimientos financieros. Desde que crecemos lo suficiente en la niñez, como para ir a comprar un helado que se nos termina cayendo al piso, hasta cuando somos adultos y compramos un aparato electrodoméstico defectuoso y sin garantía. La vida está llena de estas “causas y efectos” y podemos llegar a sentirnos abrumados por  las circunstancias, que en sí, son parte natural de la vida del ser humano autómata.

Sin embargo si no te consideras una persona autómata y eres plenamente consciente de tus actos, mediante esta breve guía introductoria al mundo de las buenas decisiones económicas podrás llenarte de recursos para aconsejar a tus conocidos y poner tu granito de arena en que hagan un mejor uso de su dinero.

Algunas cosas que a menudo nos reprochamos son:

  • No debí haber dejado el curro antes de estar seguro que tenía otro
  • Debí haber dejado el curro antes de firmar el contrato
  • No debí haberme comprado el coche más caro que pude comprar
  • Debí haber tenido un ahorro para alguna emergencia
  • Estoy en aprietos porque no he planificado mi jubilación

En pocas palabras podemos recordar muchos errores que cometimos en el pasado. Pero lo que no sabías es que todos están relacionados entre sí. A continuación hablaremos sobre los 3 errores más comunes que cometemos con el dinero y que hacer para no volverlos a repetir:

1) No saber en qué gastas el dinero

Muchos españoles gastan más del 90 % de su salario y a final del mes no saben cómo lo han podido gastar todo. Pensarán que tienen muchos gastos o que todo está más caro. Pero a ciencia cierta es consecuencia manejar mal las finanzas personales.

Solución:

  • Decide qué parte de los ingresos se destinarán a gastos comunes.
  • Anota las cuentas de forma clara.
  • Decide cuánto quieres gastar en el mes
  • Ahorra del 10 % al 20 % de lo que ganes.

2) Tomas decisiones emocionales

Es muy difícil no tomar decisiones emocionales pero no es imposible, más bien es un arte que tenemos que aprender a dominar. Somos seres emocionales, es cierto, pero no podemos permitir que nuestras emociones nos dominen. Sobre todo en cuanto respecta a nuestro dinero. Si nos guiamos por nuestras emociones terminaremos tomando muchas decisiones que luego consideraremos tontas o irracionales.

Piensa sobre las malas decisiones que tomaste en el pasado. ¿Si te hubieras dado tiempo para escribir los pros y los contras de estas decisiones, hubieras tomado la misma decisión? No en todos los casos. ¿Cierto?

Solución:

  • Hacaso omiso a las propagandas.
  • Determina lo que necesitay descartlo que quieres.
  • Haz una lista mental de los pros y contras cuando compres algo.

3) No ves la diferencia entre necesitar y comprar

Si eres del tipo de persona, o conoces a alguna persona,  que no sabe diferenciar entre comprar medio kilogramo de patatas a medio kilogramo de plumas, comprenderás que ser así perjudica la economía personal de uno. Es necesario que definas mentalmente en qué cosas no gastaras el dinero al salir a la calle. Te compartimos una lista de cosas en la que la mayoría de las personas derrochan el dinero. Tenerlas en mente puede ser la solución para este problema.

Solución:

  • Tabaco, alcohol y drogas
  • Juegos de azar
  • Joyas
  • Tecnología de primera mano.
  • Medicamentos innecesarios
  • Dietas milagrosas
  • Tarot o adivinos
En General
  • Comenta: