Beneficios e Importancia del Marketing de contenidos

¿Sabemos realmente lo que es y por qué es tan importante?

Para empezar, vamos a hacer un poco de historia. La culpa de que hoy hablemos de Marketing de Contenidos la tiene Bill Gates, que con su artículo “Content is King escrito en 1996 se anticipó y vaticinó el futuro, hoy presente, de lo que el contenido representaría para las marcas.

Cuando llega a una red como Internet, adquiere una definición muy amplia. Para Microsoft su software era considerado su contenido más importante, pero Gates ya pensaba en empresas como las dedicadas al entretenimiento o la información. Y ninguna sería lo suficientemente pequeña como para no poder participar de este pastel. Bill Gates comparaba Internet con una fotocopiadora, que era capaz de reproducir una pieza de contenido a bajo coste.

En el momento en el que se debatía sobre el modo en que los medios de comunicación impresos evolucionarían, el creador del sistema operativo más famoso del mundo, ya vaticinaba que se generaría todo tipo de contenido tales como juegos, deportes, directorios, anuncios clasificados, o comunidades online. Y, por supuesto, audio y vídeo.

Por otro lado, Bill Gates también reflexionaba sobre la conveniencia de pagar a las compañías generadoras de contenido para conseguir el desarrollo de Internet, siendo la publicidad o las suscripciones los medios con los que se trataba de monetizar en aquella época. La dificultad de cargar pequeños importes como pago era un problema adicional.

Lo ocurrido después ya es de todos conocido. La velocidad de las comunicaciones se ha multiplicado, facilitando las descargas de todo tipo de contenido audiovisual. Los precios se han popularizado, como podemos ver en el ejemplo de las apps. Naturalmente los dispositivos móviles han sido uno de los motores que han impulsado el desarrollo de la industria del contenido. Y hay todo tipo de medios de pago con los que las transacciones son cada vez más rápidas, efectivas y seguras. Lo que traiga el futuro lo estamos construyendo entre todos los agentes que participamos en la red de redes, como ha sido llamada Internet.

Yendo un poco más allá, analicemos ahora el concepto de Marketing de Contenidos. Éste guarda una estrecha relación con el Storytelling. Cuando el Marketing evolucionó para centrarse en el consumidor, el objetivo de los marketeros pasó a ser “hacer soñar” al público, algo que se consigue contándole historias. En la publicidad televisiva hemos presenciado grandes ejemplos en forma de anuncio. Los anuncios se convirtieron en pequeñas historias de 20 segundos de duración que consiguen trasladar al espectador al escenario de la acción, donde éste se imagina viviéndola. Naturalmente, para lograr el beneficio que la historia desvela.

Por mencionar algunos, podemos en fijarnos en los ya clásicos “Me gusta conducir” de BMW, o “Un sueldo para toda la vida” de Nescafé. En la actualidad hemos visto la campaña de Marcilla “El aroma que nos une”. Estas campañas tienen hoy su reflejo digital, en las distintas redes sociales, y especialmente en Youtube. Tanto evoluciona el formato visual que llega a convertirse en un corto, como el “Vale”, la campaña de Estrella DAMM del verano.

Las webs son el centro de operaciones del contenido. Como mencionábamos más arriba, la tecnología es la que ha ido limitando o permitiendo el desarrollo de funcionalidades. Seguro que recordamos cuando una imagen tardaba minutos en cargarse en el navegador. No podíamos imaginar una página llena de productos que poder comprar. Por tanto, inicialmente los contenidos eran meramente informativos, hasta llegar al comercio electrónico. Pero el momento determinante en el que el Marketing de Contenidos cobra verdadero sentido es el de la aparición de las redes sociales. En el momento en que logramos la interacción con nuestros clientes y nos ayudan a construir juntos la historia de nuestra empresa.

Será conveniente, como para cualquier otra actividad de Marketing, detenernos un momento en diseñar una estrategia. Damos por hecho que tenemos un Plan estratégico de empresaque incluye el correspondiente Plan de Marketing. Ese será el punto de partida a la hora de definir nuestra estrategia de contenidos. Sabemos dónde queremos llegar, y el camino que tenemos que recorrer para conseguir nuestra meta. El contenido será uno de los medios para conseguirla.

En Internet
  • Comenta: