Cómo aplicar neuromarketing a una tienda online

¿Neuro qué? Vale, los que controláis de temas de comunicación jugáis con ventaja. Aunque sea de lejos el término os suena, pero para los que no se mueven en este mundillo os lo explicamos rápidamente para entender qué tipo de relación puede darse entre esta ciencia y el eCommerce. Entre ambas surge una conexión mayor de lo que a simple vista parece en lo que a atraer a un consumidor se refiere.

El Neuromarketing es la ciencia que permite conocer y ahondar en la mente del consumidor para tomar decisiones de manera más efectiva y fiable. Trata de seducirlo despertando sus deseos subconscientes para influir en el proceso de compra de un producto o servicio.  Se estima que sólo el 15% de las decisiones del consumidor son conscientes frente al 85% que se toman de manera subconsciente.

Pero ¿cómo conecta el consumidor a nivel neuronal con una marca? Muy sencillo, a nivel racionalemocional e instintivo. Veamos un ejemplo aplicado al eCommerce, concretamente con un complemento que a las mujeres nos vuelve locas y en cuyo proceso entran factores tan diversos como el deseo, el precio o la fiabilidad. En el transcurso de decidir comprar un bolso, el consumidor siente el deseo de realizarlo (nivel instintivo),  el de sentirse bien consigo mismo (nivel emocional) y la pregunta de si podrá asumir el coste (nivel racional).

No obstante, la mente no es una ciencia exacta y en ocasiones el consumidor se deja llevar por impulsos, donde todas las teorías se vienen abajo.

Aplicaciones del Neuromarketing al eCommerce

A estas alturas os estaréis preguntando qué es lo que realmente puede hacer el Neuromarketing por el eCommerce. La respuesta es que mucho.

Partimos de la base que la marca antes de realizar alguna acción concreta lleva a cabo una investigación previa con múltiples pruebas o se basa en los estudios que ya existen sobre el tema.

La aplicación se da cuando ésta entiende que el consumidor es el centro y que el producto y el medio son en sí el mensaje.

La ciencia del Neuromarketing nos desvela que el contexto influye en la mente del consumidor, tanto que se convierte en un estímulo que puede llegar a generar mayor influencia en sus decisiones de compra.

Y ¿cómo se consigue que el consumidor se deje envolver? Trasladándolo al comercio online podemos ejemplificarlo con  la primera visita del consumidor a la tienda online, ahí comienza el proceso.

Crear un contexto acogedor

El Neuromarketing se presenta en diversas formas que son percibidas en el subconsciente del consumidor a través del primer contacto visual. Veamos algunos ejemplos:

  • El primer contacto es visual por ello los colores que conformen la estética del site deben ser elegidos con propiedad. El blanco para la sensación de paz y confort, el azul confianza, el verde salud, el violeta calma —muy utilizado en productos de belleza—… No se debe abusar de uno solo, sino encontrar el equilibrio entre varios para no dar sensación de agobio o frialdad. El 52% de los compradores afirma que no volvería a comprar en una página cuya estética no estuviese bien cuidada.
  • La mente procesa mucho mejor las imágenes que las palabras. Haz del contenido visual tu mejor aliado. Pero sin descuidar el textual, claro. El site debe jugar con aquellas palabras que evoquen emociones en los consumidores. Por ejemplo, juega con palabras como “garantizado” que refuercen la idea de seguridad del producto y la página.
  • Adaptar los nombres de los productos o servicios al entendimiento colectivo, es decir, que en el primer contacto sea identificable el producto o servicio con el beneficio que aporta.
  • Un hilo musical a un volumen adecuado que transmita sensación de bienestar y calma. La música es uno de los elementos que más afectan al comportamiento del usuario durante su proceso de compra. Un filón para las empresas que quieren triunfar en el online: saber trasladar éste aliado al online.
  • Con la amabilidad del empleado virtual que puede atenderte si así se desea o un chat donde poder volcar las dudas. De esta manera se invita a interactuar y se crea la sensación de seguridad, lo que reconforta al usuario. Esto se presupone pero muchas veces se obvia.
  • En el aspecto de precios, el neuromarketing afirma que es más efectivo indicar precios sin céntimos, no colocar el signo monetario e incluso mostrar una comparativa de productos o servicios con el fin de colocar el menos rentable, más caro y posicionar el que interesa en la mente del consumidor. Lo que en retail siempre se ha llamado precios psicológicos.
  • Facilidades en el método de pago. Cuando se diseña el  botón de compra hay que tener en cuenta el texto, el tamaño y el color. Los expertos en usabilidad recomiendan  evitar la palabra comprar y usar otras en su lugar, como “adquirir”. Uno de los colores más recurrentes es el color naranja  por su estrecha relación con los impulsos dada su agresividad para llamar la atención.

Esto son solo algunos ejemplos, pero con todos estos aspectos se consigue generar confianza e intervenir en el proceso de compra colocando al site en mejor lugar que la competencia.

Se sabe que una persona es capaz de determinar subconscientemente si algo le gusta o no en los entre los tres y seis primeros segundos de la toma de contacto, así que pongámoslo fácil.

No nos olvidemos que un cliente satisfecho es la mejor publicidad

En Internet
  • Comenta: