Cómo escribir contenido que enamore a tus lectores

Enamora al cliente de tu tienda online y consigue ventas. Si alguien te dice que es posible montar una tienda online en 5 minutos, y casi gratis, simplemente no es cierto. Detrás hay un enorme trabajo con multitud de factores implícitos. Presentar los productos de la forma más atractiva e irresistible es una de las claves.

Lo primero es que no hay contenido que valga sin un buen contenedor, o sea, la web. El trabajo comienza con su diseño, que debe ser claro y usable. Los expertos en usabilidad Jakob Nielsen y Hoa Loranger definen usabilidad como “la facilidad de uso, la rapidez con la que se puede aprender a utilizar algo, al eficiencia al utilizarlo, su grado de propensión al error y cuánto gusta a los usuarios“.

Una web clara y usable, y con una sencilla navegación facilitará que el usuario encuentre rápidamente los productos

En el caso de una tienda online con cientos, o incluso miles, de productos a la venta, la usabilidad es un aspecto especialmente crítico. Los potenciales clientes deben entender del primer vistazo la clasificación y categorización de los productos. Un buen buscador es también fundamental y un recurso rápido para encontrar un producto directamente sin entretenerse a navegar por la web. Por otra parte, el histórico de búsquedas nos permitirá conocer los intereses de los usuarios.

Un menú sencillo y comprensible y una clara clasificación de los diferentes grupos o familias de productos, son pasos adelante en nuestra carrera para conquistar al cliente. Además, tenemos que esforzarnos en utilizar las palabras que éste utiliza para nombrar los productos. De nada sirve que propongamos sesudos nombres técnicos cuando hay otros, generalmente más comunes, o simplemente más arraigados, que los clientes acostumbran a utilizar. Sin olvidarnos de los localismos, ya que dependiendo de la zona o región hay productos que se nombran de forma diferente. Un ya clásico ejemplo es el de las zapatillas de deporte a las que en Sevilla llaman botines. Otro menos conocido puede ser los bloques de vidrio de construcción a los que mucha gente llama pavés, por influencia de las marcas distribuidoras y los decoradores.

Una vez que pasamos al producto, lo primero que tenemos que hacer es mostrar su mejor imagen. Si en nuestros perfiles de las redes sociales colgamos la foto en la que nos vemos más atractivos, ¿cómo no hacer lo mismo con los productos de nuestra tienda? Una excelente imagen, donde poder distinguir detalles o texturas, por ejemplo, o diferentes vistas, dependiendo del tipo de producto de que se trate, será definitiva para enamorar a nuestros clientes. Las fotos de móvil debemos reservarlas para uso personal, no comercial, siendo más que recomendable confiar las imágenes de nuestro catálogo a un fotógrafo profesional o, como mínimo, a un especialista en tratamiento fotográfico, para ofrecer un aspecto homogéneo en nuestro ecommerce.

Naturalmente, las imágenes deben estar optimizadas para web y conseguir que pesen lo menos posible. Es decir, que cada pixel que ocupa la imagen contenga solo la información necesaria. Con ello mejoraremos la velocidad de carga, aunque ésto hoy día ya no es un problema, y conseguiremos que los usuarios lleguen a ver más productos y más opciones, con lo que la probabilidad de compra aumentará.

Una imagen vale más que mil palabras. Algo que sigue vigente

Además de la imagen, la información escrita que acompaña a los productos, debe ser lo más descriptiva posible, evitando coletillas como “Magnífica…, bonito…” o similares en los textos. No aportan ninguna información y aburren a los visitantes, que no consiguen saber realmente cuáles son las diferencias entre unos productos y otros. Como cualquier parte de la web, estas descripciones deben redactarse también pensando en el SEO, o posicionamiento natural de palabras clave en buscadores, mejor dicho y siendo claros, en Google. Sin embargo, no debe convertirse en una obsesión, ya que podemos terminar siendo esclavos del buscador y redactando textos artificiales o carentes de sentido. No olvidemos que cada vez más Google favorece la búsqueda semántica, es decir, aquella con frases algo más complejas y descriptivas.

No debemos dejar al azar completar nuestro catálogo, con el contenido necesario para complementarlo y, sobre todo, que ayude a los clientes para poder elegir uno de nuestros productos. Para ello, definir una buena Estrategia de Contenidos y Social Media es fundamental.

Planificar una estrategia de Contenidos y Social Media es una buena inversión para una tienda online

Hay que aprovechar contenidos en todos los formatos a nuestro alcance para aportar información adicional sobre nuestros productos, su fabricación u origen, su uso, o ideas, por ejemplo. Un blog también servirá de apoyo para un eCommerce, igual que para cualquier otra web. Y, naturalmente, todo lo difundiremos  mediante las Redes Sociales pertinentes para el público de nuestra tienda. En el caso del eCommerce, redes como Pinterest o Instagram se han revelado como grandes aliadas. No obstante, conviene no perder de vista a Facebook que no tira la toalla a la hora de intentar meter cabeza en la venta online.

Os animamos probar todo lo que se os ocurra y detectemos que ayude a los clientes a elegir el producto sin la ayuda de un vendedor que le responda. Aunque para esto último se podría incluir un chat en vivo en nuestra tienda, si es que hay capacidad para atenderlo. Los gestores de contenidos, como Prestashop o WooCommerce de WordPress disponen de estos módulos o plugins.

Seamos creativos y hagamos pruebas. Los errores nos ayudarán a mejorar

En Internet
  • Comenta: