¿Se puede hackear una app? Tipos y seguridad

Conforme va aumentando la tecnología móvil y el avance en los celulares, también aumenta la avaricia de los hackers para buscar vulnerabilidades. A día de hoy, miles de personas buscan en Google como hackear una app, ya que el mercado de las aplicaciones ha crecido de forma exponencial en nuestro mundo.

Por suerte los principales mercados de aplicaciones, el store de iPhone y Google Play de Google se toman muy en serio los hacks y las vulnerabilidades en su plataforma, por lo que si descargas aplicaciones desde dichas tiendas, ya sean gratuitas o de pago, no deberías tener problemas.

Otro punto distinto es que busques como hackear una aplicación o tengas un dispositivo rooteado y descargues aplicaciones bajadas directamente de Internet, y de ello vamos a hablar ahora.

como-hackear-una-app

Apps descargadas desde Internet

Las aplicaciones que se suben a la nube de Google Play (y tambien de iPhone, que son muy estrictos) deben ser subidas por desarrolladores y webmasters que han pagado la cuota de registro para tener una cuenta en Google Play. Esto significa que al menos se tienen sus datos y poseen una cuenta que vale dinero. Partiendo de ahí, desde que una app se sube hasta que se publica, pasa un tiempo. En dicho tiempo los revisores de Google comprueban todo el código fuente para ver si hay código no permitido, infracciones o vulnerabilidades graves.

No siempre pueden detectarlo todo, pero para ello también tienen sistemas computerizados para detectar si una aplicación ha sido descargada muchas veces tras instalarla (suena la voz de alarma) e incluso su propio sistema de notificaciones para que los propios usuarios avisen de que una aplicación está infringiendo algo. Es por esto que las apps instaladas desde Google Play pueden estar plagadas de publicidad, pero son seguras.

Cómo evitar apps que te pueden hackear

La regla es muy simple: siempre descargar la app desde Google play, nunca instalar aplicaciones que has descargado desde Internet y que no están en Google Play por algún motivo. Esto es importante, si una app no está en Google Play y te obligan a descargarla desde otra página web, es por algo, así que desconfía.

Aparte fíjate también en otros detalles importantes como:

  1. El número de descargas de la aplicación y cuándo se subió
  2. Las valoraciones y los comentarios
  3. La página principal del desarrollador y las otras aplicaciones que subió, y su antigüedad y fiabilidad como vendedor.

¿Cómo hackean apps de Google Play?

Normalmente se consigue empleado herramientas que decodifican los archivos APK de la aplicación en sí. iPhone, debido a su hermetismo, es más difícil de hackear, pero Android es un código libre que es muy fácil de compilar y descompilar. Una vez se tiene el archivo APK de una aplicación (hay miles de forma gratuita en Internet), los hackers simplemente revisan el código para detectar las secciones en las que tienen que parchear algunas líneas para evitar, por ejemplo, pagar cuando quieres tener más gemas.

aplicaciones-hackeadas

Esto sucede en juegos en los que hay que pagar por conseguir gemas, armas o herramientas, como por ejemplo Clash of Clans. En estos juegos parchen el código para que se pueden adquirir paquetes de gemas y dinero infinito sin tener que pagar a la empresa Clash of Clans o Royale. Sin embargo hay dos inconvenientes a la hora de hackear una app o instalar un hack para una app:

  1. Debes tener tu móvil rooteado, es decir, una versión no oficial y retocada de Android para evitar ciertos límites y poder editar a tus anchas tu móvil.
  2. No vas a poder conectarte online. Cuando juegas juegos como Clash of Clans y quieres acceder a versiones online como la liga de campeones, si tienes algún hack en el código de tu juego, COC lo detectará y no te dejará continuar. Es decir, podrás jugar offline pero no vas a poder jugar online, un gran handicap para los jugadores adicto a esta aplicación móvil.
  3. Pierde la gracia. Cuando en un juego no tienes que esforzarte para conseguir los logros, el juego acaba perdiendo todo el aditivo que tenía, por eso no recomendamos hackear apps ni aprender cómo hackear apps o cómo rootear tu móvil para instalar aplicaciones hackeadas.

Eso es todo, ya sabes: evitar este tipo de hacks para poder seguir jugando seguro y contento 😉

En Noticias
  • Comenta: