¿Cuáles son los beneficios de la mecanografía en el campo de trabajo?

4

En la oficina hay muchos riesgos para la salud de los que quizá no seas consciente. Uno de ellos es el tecleo repetitivo, sobre todo cuando la postura y la ergonomía del tecleo son incorrectas. Esto puede provocar lesiones por esfuerzo repetitivo, que se producen cuando la realización prolongada de acciones repetitivas provoca dolor o deterioro de la función de los tendones y los músculos. La ergonomía de la mecanografía puede ayudar a prevenir las lesiones y el dolor causados por la mecanografía repetitiva.

La ergonomía es la ciencia que trata de encontrar un ajuste ideal entre las personas y el trabajo que realizan. Aplicada a la mecanografía, se centra en la prevención de las lesiones habituales en el lugar de trabajo, como los esguinces, el estrés y los daños en las articulaciones causados por la mecanografía. La ergonomía de la mecanografía se centra en la configuración correcta de los equipos de escritorio, así como en la postura y la forma de escribir correctamente en un escritorio. El objetivo de la ergonomía de la mecanografía es reducir la tensión, el estrés y el desgaste de las articulaciones al teclear.

Según las estadísticas de la Administración de Seguridad y Salud en el Trabajo, cerca del 95% de la jornada de un oficinista se pasa frente al ordenador, tecleando y utilizando el ratón. Es posible que no se dé cuenta de que sus muñecas están en una posición incorrecta hasta que empiece a sentir dolor de muñeca. Del mismo modo, es posible que no se dé cuenta de que está forzando el cuello y los hombros hasta que empiece a sentir dolor. Para evitar que se produzcan estas lesiones, es importante tener en cuenta los siguientes factores de ergonomía al escribir:

Ventajas de la mecanografía

Aunque no hay mucho tiempo para aprender a teclear más rápido, existe un método llamado mecanografía al tacto que es comúnmente utilizado por los trabajadores de oficina para conseguir hacer mucho papeleo y aquí hay 5 razones por las que la mecanografía rápida te beneficia:

La mecanografía rápida te permite ahorrar tiempo y coger más trabajo que está esperando en la cola. Aunque todo el mundo lleve un ritmo de trabajo moderado, teclear rápido siempre te permitirá disponer de más tiempo para realizar las tareas que debes atender.

Los correos electrónicos, las llamadas y la introducción de datos son la santa trinidad del estrés para un oficinista. Las tareas adicionales son algo de lo que gemir y quejarse internamente, pero estas tres son las que hacen que ser personal de oficina sea un reto la mayor parte del tiempo.

Ten siempre presente que la empresa controla tu rendimiento laboral y que los informes se transmiten a tus jefes. Tener un buen flujo y un aumento de la productividad laboral hará que tus superiores sepan que estás mejorando y puede que te den un ascenso si sigues trabajando bien.

Asumir esa carga de trabajo extra cerca del final de un turno que nadie más quiere tomar porque tiene las manos llenas es una forma de demostrar tu fiabilidad y la mecanización al tacto puede salvarte de la posibilidad de hacer horas extras no pagadas.

Desventajas de la mecanografía

Es seguro asumir que muchas de las personas que buscan ayuda en sitios como éste son mecanógrafos de dos dedos o de caza y captura. Aunque muchas personas se desenvuelven perfectamente de esta manera, la mecanografía al tacto ofrece posibilidades que no se pueden alcanzar con la mecanografía de caza y picoteo. A continuación, enumeraremos para ti algunos de los muchos beneficios de la mecanografía al tacto.

1. Velocidad. Esta es la primera y más obvia ventaja de aprender a escribir a máquina. Un mecanógrafo táctil puede alcanzar fácilmente velocidades de escritura superiores a las 75-80 palabras por minuto, mientras que un mecanógrafo de “caza y captura” tendría dificultades para alcanzar las 30 palabras por minuto. Esto también se ve incrementado por el hecho de que un mecanógrafo táctil consumado no tiene que mirar el teclado. Es difícil escribir algo mientras se lee si se tiene que mirar al teclado cada dos por tres para encontrar la siguiente tecla.

2. Precisión. Una de las cosas más importantes que hay que aprender, por mucho que se escriba, es escribir con precisión. Pregúntale a cualquiera que haya jugado alguna vez a un juego multijugador en línea y te dirá lo importante que es ser capaz de escribir con rapidez y precisión. Nadie va a poder ir a rescatarte si tus habilidades de mecanografía son tan atroces que nadie puede entender lo que estás diciendo.

Ventajas de la mecanografía al tacto

Con el aumento del uso de la tecnología y de la comunicación contemporánea en los medios de comunicación, la mecanografía al tacto es una habilidad que todos deberíamos aprender. Cada vez más personas utilizan los ordenadores tanto para actividades laborales como personales, como escribir correos electrónicos, informes y otros documentos, enviar mensajes instantáneos y chatear en las redes sociales. También se crean más materiales corporativos, promocionales, educativos y basados en la web. Además, se transcriben más grabaciones de audio y vídeo. Esto exige la capacidad de escribir con rapidez y precisión.

La mecanografía al tacto es una habilidad en la que se escribe en el ordenador sin mirar el teclado. Es la capacidad de utilizar la memoria muscular para encontrar las teclas, sin utilizar el sentido de la vista y con todos los dedos. Cada tecla del teclado está asociada a un dedo específico. La escritura táctil mejorará tu velocidad y precisión al escribir.

El primer paso es aprender qué teclas están asociadas a cada dedo. El siguiente paso es aprender a colocar los dedos en el teclado. Por ejemplo, la mecanografía al tacto tiene una posición inicial (también conocida como posición de inicio) para tus manos. Para la mano izquierda, empezando por el dedo meñique, coloca los dedos en las letras A, S, D y F. Para la mano derecha, empezando por el dedo meñique, coloca los dedos en la tecla de los dos puntos y las letras L, K y J. Los pulgares descansan en la barra espaciadora. A partir de ahí, tus dedos alcanzarán otras teclas específicas. Entonces, ¡es el momento de empezar a escribir!

Santiago Paez