¿Cuántas veces se puede mover el rey en el ajedrez?

Reglas del ajedrez rey

El ajedrez se juega en un tablero de ocho filas (denominadas filas y designadas con los números 1 a 8) y ocho columnas (denominadas filas y designadas con las letras a a h) de casillas. Los colores de las sesenta y cuatro casillas alternan entre claro y oscuro, y se denominan “casillas claras” y “casillas oscuras”. El tablero de ajedrez se coloca de forma que cada jugador tenga una casilla blanca en la esquina derecha, y las piezas se colocan como se muestra en el diagrama, con cada reina en una casilla que coincida con su color.

Cada jugador comienza la partida con dieciséis piezas: las piezas de cada jugador comprenden un rey, una reina, dos torres, dos alfiles, dos caballos y ocho peones. Un jugador, llamado blanco, controla las piezas blancas y el otro jugador, negro, controla las piezas negras; el blanco es siempre el primer jugador en mover. Los colores se eligen por acuerdo amistoso, por un juego de azar o por un director de torneo. Los jugadores mueven alternativamente una pieza cada vez (con la excepción del enroque, cuando se mueven dos piezas al mismo tiempo). Las piezas se mueven a una casilla desocupada o a una ocupada por una pieza del adversario, capturándola y retirándola del juego. Con una excepción (en passant), todas las piezas capturan las piezas del adversario moviéndose a la casilla que ocupa la pieza del adversario.

Nombres de ajedrez

Casi todo el mundo tiene una idea general de lo que es el ajedrez, aunque no sepa jugar. Las preguntas más comunes tanto para los principiantes como para los que no juegan son: “¿Qué piezas de ajedrez pueden saltar?” (caballos), “¿Qué piezas pueden convertirse en reina?” (peones), “¿Qué piezas sólo se mueven en diagonal?” (alfiles), “¿Qué pieza de ajedrez está al lado del caballo?” (alfil por un lado y torre por otro), etc. Los principiantes quieren saber qué piezas de ajedrez pueden moverse a dónde, y cómo llevarlas allí sin perder la partida.

En esta sección, cubriremos cada pieza de ajedrez individual, cómo se mueve y captura las piezas de su oponente, y consejos y trucos que se aplican específicamente a esa pieza. Si tiene un buen conocimiento de las piezas individuales pero no sabe cómo preparar el tablero o dónde empieza cada pieza de ajedrez, puede dirigirse a nuestra sección de preparación del tablero.

La pieza de ajedrez peón es a menudo la más olvidada de todas las piezas de ajedrez. La pieza en sí es muy sencilla. En la mayoría de los juegos de ajedrez, el peón es la pieza más pequeña del tablero. Cada jugador comienza una partida de ajedrez con ocho peones, situados frente a sus otras ocho piezas de ajedrez.

Ajedrez de reinas

En cuanto a la primera pregunta, si sólo tiene un rey, y su oponente tiene suficiente material para forzar el mate, el número mínimo necesario de jugadas en todas las posiciones sería 33 – en el caso de Rey, Alfil y Caballo contra Rey. En otros casos, el mate podría forzarse antes. Consulte de nuevo la Wikipedia para ver una tabla: una dama necesita como máximo 10 movimientos para dar mate con la mejor jugada, una torre necesita como máximo 16, dos alfiles 19, y el alfil y el caballo (como se ha mencionado) 33. (Estas son las únicas entradas en la tabla con el rey contrario como único defensor). Cualquier otra pieza o peón añadido reduciría el número necesario de movimientos.

Movimientos del rey del ajedrez

El ajedrez se juega en un tablero de ocho filas (denominadas filas y designadas con los números 1 a 8) y ocho columnas (denominadas filas y designadas con las letras a a h) de casillas. Los colores de las sesenta y cuatro casillas alternan entre claro y oscuro, y se denominan “casillas claras” y “casillas oscuras”. El tablero de ajedrez se coloca de forma que cada jugador tenga una casilla blanca en la esquina derecha, y las piezas se colocan como se muestra en el diagrama, con cada reina en una casilla que coincida con su color.

Cada jugador comienza la partida con dieciséis piezas: las piezas de cada jugador comprenden un rey, una reina, dos torres, dos alfiles, dos caballos y ocho peones. Un jugador, llamado blanco, controla las piezas blancas y el otro jugador, negro, controla las piezas negras; el blanco es siempre el primer jugador en mover. Los colores se eligen por acuerdo amistoso, por un juego de azar o por un director de torneo. Los jugadores mueven alternativamente una pieza cada vez (con la excepción del enroque, cuando se mueven dos piezas al mismo tiempo). Las piezas se mueven a una casilla desocupada o a una ocupada por una pieza del adversario, capturándola y retirándola del juego. Con una excepción (en passant), todas las piezas capturan las piezas del adversario moviéndose a la casilla que ocupa la pieza del adversario.

Santiago Paez