¿Qué tan confiables son las enciclopedias?

¿Es Britannica una fuente académica?

No siempre se puede utilizar la Wikipedia. Aunque Wikipedia domina los motores de búsqueda, a menudo no es la fuente más fiable. Las mejores enciclopedias en línea son las que se adaptan a tus necesidades específicas. Aquí tienes una lista de alternativas gratuitas a la Wikipedia.

La prevalencia de las noticias falsas y la desinformación ha hecho que todos seamos críticos con lo que leemos en Internet. Incluso lo que leemos en Wikipedia. Podemos confiar en Wikipedia para resolver una apuesta sobre si Abraham Lincoln fue el decimoquinto o el decimosexto presidente (Wikipedia confirmará que fue el decimosexto), pero cualquier investigación seria debe ser acreditada por profesionales y académicos verificados.

Cuando necesites información fidedigna de un experto o académico, quizá quieras confiar en una fuente más profesional y vetada. O si te parece que las opiniones de los editores de Wikipedia favorecen una agenda determinada sobre algunos temas, puede que te resulte más fácil encontrar respuestas satisfactorias en una enciclopedia que sea un poco diferente. Algunas enciclopedias en línea ofrecen incluso la posibilidad de elegir entre artículos completos y resúmenes de temas.

Qué es la Britannica

Según un estudio publicado esta semana en la revista Nature, Wikipedia es una fuente de información tan buena como la Britannica, la venerable abanderada de los datos sobre el mundo que nos rodea.

En las dos últimas semanas, Wikipedia, la enciclopedia de acceso libre y gratuito, ha recibido muchas críticas en la prensa por problemas relacionados con la credibilidad de sus autores y su responsabilidad general.

En particular, Wikipedia ha recibido críticas por la inclusión, durante cuatro meses, de un artículo escrito de forma anónima que vinculaba al ex periodista John Seigenthaler con los asesinatos de Robert Kennedy y John F. Kennedy. Al mismo tiempo, la blogosfera estuvo en boca de todos durante varios días por la supresión anónima de referencias a los trabajos fundamentales de otros sobre la tecnología.

En respuesta a situaciones como éstas y otras en su historia, el fundador de Wikipedia, Jimmy Wales, siempre ha mantenido que el servicio y su comunidad están construidos en torno a una naturaleza de autocontrol y autolimpieza que se supone que garantiza la exactitud de sus artículos.

Wikipedia no es una fuente fiable

Una enciclopedia (inglés americano), enciclopedia (ortografía arcaica) o enciclopedia (inglés británico) es una obra de referencia o un compendio que proporciona resúmenes de conocimientos, ya sea de todas las ramas o de un campo o disciplina en particular[1]. Las enciclopedias se dividen en artículos o entradas que suelen estar ordenados alfabéticamente por el nombre del artículo[2] y a veces por categorías temáticas. Las entradas de las enciclopedias son más largas y detalladas que las de la mayoría de los diccionarios[2]. En general, los artículos de las enciclopedias se centran en la información factual relativa al tema nombrado en el título del artículo; a diferencia de las entradas de los diccionarios, que se centran en la información lingüística sobre las palabras, como su etimología, significado, pronunciación, uso y formas gramaticales[3][4][5][6].

En efecto, la finalidad de una enciclopedia es recoger los conocimientos difundidos en todo el mundo; exponer su sistema general a los hombres con los que convivimos, y transmitirlo a los que vendrán después de nosotros, para que el trabajo de los siglos precedentes no resulte inútil a los siglos venideros; y para que nuestra descendencia, al instruirse mejor, sea al mismo tiempo más virtuosa y feliz, y para que no muramos sin haber prestado un servicio al género humano en los años futuros.

Enciclopedia británica quora

Puede ser muy divertido: a lo largo de los años ha visto mucho y puede contar una gran historia. Además, no es ningún tonto; ha acumulado mucha información y tiene algunas opiniones firmes sobre lo que ha reunido. Se puede aprender bastante de él. Pero hay que tomar todo lo que dice con un grano de sal. Muchas de las cosas que cree saber con seguridad no son del todo correctas o están sacadas de contexto. Y a la hora de la verdad, a veces cree cosas que son un poco, bueno, locas.

Thompson añade la observación de que, dado que la mayoría de las fuentes online populares son intrínsecamente poco fiables en este sentido, uno de los subproductos de la era de la información es un público más sabio que está aprendiendo a comprobar la información en lugar de tomársela a pies juntillas debido a su fuente, lo que conduce a “un mejor sentido de cómo evaluar las fuentes de información”[124].

Un estudio revisado por expertos en 2024[133] que medía el número real de páginas vistas con contenido dañado afirmaba: “El 42% de los daños se reparan casi inmediatamente, es decir, antes de que puedan confundir, ofender o engañar a alguien. No obstante, sigue habiendo cientos de millones de visitas dañadas”[133].

Santiago Paez