¿Quién soy yo Netflix?

Dime quién soy- Trailer oficial Netflix 2024

Nota: El siguiente artículo contiene la discusión de las acusaciones de mala conducta sexual que algunos lectores pueden encontrar molesto. También contiene spoilers de Dime quién soy en Netflix. Tell Me Who I Am es la última oferta documental original de Netflix, pero su historia es tan impactante que puede que te quedes con la duda de si es cierta. Por desgracia, el documental, basado en las memorias del mismo nombre (escritas con la autora Joanna Hodgkin), no es una obra de ficción. La película presenta a los hermanos gemelos Alex y Marcus Lewis, ambos ya cincuentones, que están superando sendos traumas. El primer acto del documental se narra desde la perspectiva de Alex, que revela que perdió la memoria a raíz de un accidente de moto cuando tenía 18 años. Al despertarse en el hospital sin recordar lo que había sucedido, lo que había pasado antes o incluso reconocer a la mujer que estaba junto a su cama como su madre, la única persona que conocía era su hermano gemelo Marcus.

Por ello, Marcus se convirtió en la verdad sobre la que Alex construyó una imagen de su vida. Le confiaba implícitamente todos los datos y chismes que se le daban, con el fin de rellenar los espacios en blanco de su memoria a largo plazo que había dejado el accidente. Para Marcus, este nuevo papel ofrecía la oportunidad de construir una imagen de la vida que siempre había querido para su hermano y para él. Tomó la decisión de borrar los años de angustia y dolor que habían sufrido a manos de su madre, que abusó sexualmente de ambos cuando eran niños. En su lugar, Marcus presentó a Alex una vida familiar ficticia llena de vacaciones y recuerdos felices. “Pinté una imagen de una familia normal”, dijo Marcus a la cámara. “Pero nada de eso era cierto. Era una fantasía que estaba creando para él”. Más tarde explicó que se sentía algo culpable por haberlo hecho. “Pero decirle la verdad era mil veces peor que decirle una mentira. Así que estaba condenada si lo hacía, y estaba condenada si no lo hacía… Tuve que elegir entre las dos cosas. Al final, elegí no contarle nunca la verdad de lo que pasó en su infancia”.

¿Quién soy yo? Tráiler oficial #1 (2024) – Tom Schilling Thriller

La premisa: Hace décadas, Alex Lewis, de 18 años, se despertó de un accidente de moto para descubrir que su memoria había desaparecido por completo. Todo lo que Alex sabía era que su gemelo Marcus era su hermano y que podía confiar en Marcus mientras reconstruía su vida. Pero Marcus le ocultaba algo.

De qué va: Es difícil contar una historia como la de Alex y Marcus en un documental sin sobrepasar una línea ética que explote la tragedia personal como otro “giro” de suspense. Tell Me Who I Am lo consigue por poco, pero con éxito, al dejar que los hermanos profundicen en la crudeza de su relación.

Pero sigue siendo apasionante. Alex y Marcus escribieron sobre su experiencia en un libro de 2024 con el mismo nombre, pero dejaron muchos de los detalles vagos sobre lo que realmente sucedió en sus vidas. Dime quién soy va más allá del libro, forzando una confrontación en su tercer acto.

El tema de Dime quién soy tiene dos vertientes: La búsqueda de Alex por descubrir quién es realmente y la lucha de Marcus por saber si debe contarle a su hermano todo el trauma que sufrieron de niños. La película presenta primero la historia del accidente y la recuperación de Alex, dejando que ambos hermanos cuenten lo que pasó por separado.

Who am i full movie

Cuando los hermanos gemelos Alex y Marcus Lewis aceptaron participar en Tell Me Who I Am -un nuevo documental de Netflix sobre la historia de su vida, realizado por el director Ed Perkins y el productor Simon Chinn- no se imaginaban cuántas personas podrían verlo en el servicio de streaming.

Cualquiera que haya visto el documental, que ya está en streaming, entenderá la ansiedad. La historia de los hermanos Lewis es a la vez increíblemente convincente y conmovedora, e increíblemente personal y triste. Comienza con Alex, que perdió todos sus recuerdos en un accidente de moto cuando tenía 18 años. Nunca recuperó lo que había perdido y confió en su gemelo Marcus para que le contara la historia de su vida. Durante casi 15 años, confió en la versión rosa de su infancia que le contaba Marcus. A pesar de su estricto padrastro -su padre biológico murió en un accidente de coche tres días después de que nacieran-, Alex asumió que eran felices porque se habían criado con una familia aristocrática y rica en Sussex, Inglaterra. Pero tras la muerte de su madre, Alex descubrió que Marcus -en un esfuerzo por protegerle del trauma- le había ocultado un gran secreto: Su madre abusó sexualmente de ellos cuando eran niños.

Los gemelos del documental de Netflix se sinceran sobre su traumatismo

Ha habido un gran número de películas sobre la invención de la identidad propia, sobre cómo, como diría Kurt Vonnegut, la gente es lo que pretende ser. Era un fenómeno universal mucho antes de que Jay Gatsby lo convirtiera en un pasatiempo americano, o de que Internet nos convirtiera a todos en avatares de nosotros mismos; la capacidad de refractar la propia imagen es una parte intrínseca de la experiencia humana, incluso (o especialmente) cuando se expresa a través de fuerzas subconscientes como la negación, la represión y los prejuicios personales.

Sin embargo, son mucho menos comunes las películas que exploran la naturaleza y la ética de inventar una identidad para otra persona; desde “Gaslight” hasta “Memento”, la mayoría de los ejemplos más obvios giran en torno a una clara sociopatía o al tipo de fallos de memoria que sólo suelen verse en las películas. Y sin embargo, esto es algo que nos hacemos los unos a los otros todo el tiempo en la vida real, a menudo sin malicia. Desde el momento en que nacemos y nuestros padres empiezan a dar forma al mundo según su propio sentido, lo que somos es hasta cierto punto inextricable de lo que nos dicen que somos. Las personas tienden a verse a sí mismas a través de la luz que los demás les reflejan, y ninguno de nosotros es un espejo perfecto, ni siquiera los gemelos idénticos.

Santiago Paez