Cómo quitar el hipo – Tips y remedios caseros

Todos hemos sido atormentados por el hipo en algún momento de nuestras vidas, y muchas veces en el momento menos indicado. Parece que el hipo aparezca en el momento menos indicado, como una reunión de trabajo o en momentos de mucho estrés, lo que nos hace sentirnos aún más incomodos.

Cuando el hipo hace acto de presencia es casi imposible mantener una conversación, comer o incluso mantener una línea de pensamiento medianamente lógica. Queremos resolverte las dudas que puedas tener al respecto, porque si bien todos hemos tenido hipo a lo largo de nuestra vida, realmente poco sabemos de él.

La mayoría de la gente cuando tiene un ataque de hipo, contrae su diafragma de 4 a 60 veces por minuto, y cada persona tiene su propio patrón específico durante toda la vida que se repite una y otra vez.

En cuanto a la duración, un ataque de hipo puede durar desde unos pocos minutos a unas pocas horas, pero algunas personas sufren de episodios prolongados que duran días, meses o incluso años. Pero si el ataque de hipo dura más de 48 horas se llama hipo persistente, y si dura más de un mes, a esto se le llama hipo intratable. Ambos tipos pueden causar problemas de salud graves y, en algunos casos, incluso la muerte.

Pero… ¿qué es realmente el hipo?

El hipo es poco más que un reflejo. Aparece cuando el nervio vago o una de sus ramas, que se extiende desde el cerebro hasta el abdomen, se irrita. Los expertos dicen que el hipo es una reacción a trastornos digestivos comunes. Y por lo general es más una molestia que otra cosa. Incluso los bebés tienen hipo, y el reflejo continúa, de tres a cinco veces al año, durante toda la vida.

Los remedios caseros utilizados para detener el hipo trabajan bajo dos principios. Los primeros tratan de buscar la forma de sofocar el hipo abrumando al nervio vago con otra sensación. El nervio vago indica al cerebro que han surgido asuntos más importantes, por lo que es hora de desprenderse del hipo. Otros métodos interfieren con la respiración, el aumento de la cantidad de dióxido de carbono en la sangre. Esto probablemente hace que el cuerpo esté más preocupado por la eliminación del dióxido de carbono que en provocar hipo, pues nuestro organismo toma decisiones sobre que es prioritario para nuestra supervivencia.

Aquí os dejamos algunos remedios para combatir el hipo, los cuales han sido probados, son eficaces y realmente funcionan.

Cómo quitar el hipo

cómo quitar el hipo: azucar en cucharadas

Endulzar el hipo

La sobrecarga de las terminaciones nerviosas de la boca con una sensación dulce puede hacer desaparecer de raíz el hipo. Tómate una cucharadita de azúcar, y si es posible, coloca el azúcar en la parte posterior de la lengua, que es donde degustamos el sabor ”amargo». De esta manera, la sobrecarga de azúcar va a hacer que el hipo se detenga por completo.

Taparnos los oídos

Algunos médicos recomiendan que pongamos los dedos taponando los oídos para detener el hipo. Las ramas del nervio vago también alcanzan al sistema auditivo, y mediante la estimulación de las terminaciones nerviosas, el nervio vago entra en acción. Pero deberemos de ser suaves, y simplemente presionar las yemas de nuestros dedos demasiado haciendo presión.

cómo quitar el hipo: susto

Que nos den un susto

Que nos den un buen susto puede abrumar al nervio vago, lo que pone fin al hipo.

cómo quitar el hipo: beber mucha agua

Beber agua de manera ininterrumpida

La ingestión de agua interrumpe el ciclo del ataque de hipo, pues calma la contracción del nervio vago. Hacer gárgaras con agua también puede tener el mismo efecto, pues rompemos con el ciclo del hipo.

Sacar la lengua

Sacar la lengua tirando de ella ha dado buenos resultados a la hora de acabar con este molesto compañero.

cómo quitar el hipo: sacar la lengua

Cosquillas en el paladar

cómo quitar el hipo: cosquillas paladar

Las cosquillas en el paladar blando del techo de la boca con un bastoncillo de algodón, también se ha probado que funciona como antídoto contra el hipo.

cómo quitar el hipo: contener la respiracion

Contener la respiración

Taparse la nariz y cerrar la boca  como lo harías antes de saltar dentro de la piscina. Para que sea eficaz deberemos de hacerlo durante el mayor tiempo como nos sea posible o hasta que sientas que el hipo se han ido por completo, pues ya no contraes tu abdomen.

cómo quitar el hipo: respirar con bolsa

Respirar con ayuda de una bolsa

Un viejo truco, que por cierto funciona muy bien es respirar dentro de una bolsa de papel. Se cree que funciona del mismo modo que el principio del método anterior (contener la respiración). Pues en ambos lo que sucede es que aumenta la cantidad de dióxido de carbono en el torrente sanguíneo, y el cuerpo comienza a preocuparse por deshacerse de éste y se olvida de cosas menos prioritarias como es el caso del hipo.

cómo quitar el hipo: tomar antiácido

Tomar un antiácido

Aumentaremos la eficacia de este método si se elegimos uno que contenga un alto aporte de magnesio, ya que el mineral tiende a disminuir la inflamación y calmar nuestras terminaciones nerviosas. Y como ya hemos apuntado anteriormente el hipo es causado por una alteración en el nervio vago. Con uno o dos comprimidos deberíamos poder calmar nuestro hipo y seguir con lo que estemos haciendo sin alteraciones.

cómo quitar el hipo: comer despacio

Comer más despacio

Si eres de esas personas que come rápido, es probable que no masticar bien los alimentos, te esté haciendo padecer de manera demasiado habitual hipo. Pues esta es una de las causas más comunes de su padecimiento.

Ingerir alimentos de manera rápida y sin masticar provoca que al tragar los trozos de comida estemos introduciendo una gran cantidad de aire en nuestro cuerpo, lo que puede desencadenar en una alteración del nervio vago, pues este nos avisa cuando algo va mal a nivel digestivo.

Masticar deliberadamente y tomar sorbos pequeños de bebidas para mantener un consumo de aire al mínimo, nos prevendrá de padecer hipo. Si sigues este fácil y saludable consejo disminuirás notablemente los ataques y encima estarás beneficiando a tu organismo.

cómo quitar el hipo: comer menos

No sobrecargues el estómago

Sobrecargar el estómago con alimentos es otra de las causas que provocan el hipo. Algunos expertos teorizan con que el hipo es la forma con la que el cuerpo nos dice que ya hemos comido suficiente, que es el momento de parar. Nuestro sistema digestivo tiene que tener tiempo para procesar todos los alimentos que hemos ingerido.

El hipo por tanto funcionaría como una alarma que nos indica que debemos parar de comer o de beber, pues nuestro cuerpo es sabio y conoce cuales son nuestros límites.

cómo quitar el hipo: evitar picante

Evita ciertos alimentos

Cada persona es diferente en este sentido, alimentos que a algunos les producen hipo cada vez que los toman a otros no les provoca este efecto en absoluto. Pero si que es verdad que hay ciertos alimentos cuya composición provocar hipo de manera muy habitual.

Este es el caso de las especias o alimentos muy picantes, los cuales pueden irritar la mucosa del esófago y el estómago. Al mismo tiempo, también pueden causar que el ácido del estómago se filtre hacia el esófago. Lo que produce esa desagradable sensación de ardor.

Nuestro cuerpo reacciona ante esta sensación extraña, a través del hipo.

cómo quitar el hipo: cuidado con el alcohol

Beber alcohol con moderación

Como las especias y alimentos picantes, las bebidas alcohólicas pueden causar una irritación simultánea del esófago y el estómago. Y con el tiempo, su consumo excesivo puede dañar el revestimiento del esófago. El sistema digestivo no sólo se irrita por el alcohol, pero grandes tragos de él causan que el esófago se expanda rápidamente, lo que resulta en hipo.

como-quitar-el-hipo-procedimientos

Procedimientos quirúrgicos

En algunos casos extremos, puede llegar a ser necesario un procedimiento quirúrgico para la eliminación del hipo. Esto se da en los casos en que el hipo es causado por una distensión del estómago, los médicos lo que harán será insertar un tubo delgado por la nariz hasta el estómago, con este tubo conocido como sonda nasogástrica, harán desaparecer los espasmos y contracciones provocadas por el hipo. Otra opción es la inyección de un anestésico para bloquear el nervio frénico, que se relaciona con hipo. Además, hay un procedimiento llamado estimulación del nervio vago, en esta operación, el dispositivo se implanta en el pecho que estimula eléctricamente el nervio vago para detener el hipo.

Por supuesto estos procedimientos tan intrusivos sólo deberán de llevarse a cabo en casos muy extremos de esta afección, cuando el hipo se convierte no en una reacción puntual de nuestro cuerpo, sino en algo crónico que provoca un deterioro en nuestra calidad de vida.

Esperamos que la información y los remedios que hemos compartido con todos vosotros os ayuden a conocer mejor lo que es el hipo y como detenerlo. Además si tenéis algún otro remedio que conozcáis y os funcione, nos encantaría que lo compartierais con nosotros. También puedes aprender cómo quitar las ojeras o cómo calcular el porcentaje de cualquier cifra en nuestros tutoriales paso a paso.

En Tutoriales
    1. que te importa 13 julio, 2016

    Comenta: