Como arreglar un modem de internet

cómo reiniciar el módem

Un reinicio restablece la configuración predeterminada de fábrica de tu módem. También borrará cualquier configuración personalizada que hayas cambiado, incluyendo la configuración de la dirección IP estática, el DNS, la contraseña personalizada, la configuración del WiFi, el enrutamiento y la configuración del DHCP. Si tienes configuraciones personalizadas, puedes hacer una copia de seguridad de tus configuraciones antes de hacer el restablecimiento del módem y luego restaurarlas de nuevo una vez que se haya completado el restablecimiento.

Antes de explorar cómo restablecer el módem, es importante discutir cuándo es apropiado hacer un restablecimiento de fábrica.  Si tu módem no funciona bien, o si has cambiado algunos ajustes que no puedes deshacer, puedes decidir que es el momento de restablecer la configuración predeterminada de tu módem.

Sin embargo, antes de hacerlo, siempre vale la pena hacer un simple reinicio. Si aún no has probado a reiniciar (reiniciar) tu módem, haz clic en el siguiente enlace para ver las instrucciones de tres formas diferentes de reiniciar.

3.    Acceda a la interfaz de configuración del módem (GUI del módem) utilizando su nombre de usuario y contraseña de administrador. Tenga en cuenta que éstos son diferentes del nombre de su red inalámbrica (SSID) y la contraseña WiFi (clave de seguridad).

el módem no se conecta a internet

Los problemas de conexión pueden deberse a diversas razones: problemas con el sitio web, el dispositivo, el router Wi-Fi, el módem o el proveedor de servicios de Internet (ISP). Pruebe los siguientes pasos para ayudar a reducir el origen del problema.

Si ves resultados como estos y obtienes una respuesta, entonces tienes una conexión con tu router Wi-Fi, por lo que podría haber un problema con tu módem o ISP. Ponte en contacto con tu ISP o comprueba en línea en otro dispositivo (si puedes) para ver si hay una interrupción del servicio.

Si los resultados de la prueba de ping indican que no obtienes respuesta del router, intenta conectar tu PC directamente al módem mediante un cable Ethernet (si puedes). Si puedes conectarte a Internet utilizando un cable Ethernet, confirma que el problema de conexión se debe al router Wi-Fi. Asegúrate de que has instalado el último firmware y consulta la documentación de tu router.

Si los pasos anteriores no han funcionado, prueba a desinstalar el controlador del adaptador de red y, a continuación, reinicia el ordenador. Windows instalará automáticamente el último controlador. Considere este método si su conexión de red dejó de funcionar correctamente después de una actualización reciente.

el módem no se enciende

Antes de preguntar: «¿Por qué no funciona mi módem?», debes asegurarte de que el módem, y no el router, es la causa subyacente de tus problemas de Wi-Fi. Una vez hecho esto, estás listo para arreglar un módem que no se conecta a Internet.

Antes de empezar a solucionar el problema del módem, intenta conectarte a tu red Wi-Fi con otro dispositivo. Si puedes hacerlo, el problema reside en tu dispositivo. Si no puedes conectarte a la red Wi-Fi, es probable que el problema esté en el router y no en el módem. En estos casos, debes centrarte en arreglar tu red Wi-Fi.

Analice activamente las características del dispositivo para identificarlo. Utilice datos de geolocalización precisos. Almacenar y/o acceder a la información de un dispositivo. Seleccionar contenidos personalizados. Crear un perfil de contenido personalizado. Medir el rendimiento de los anuncios. Seleccionar anuncios básicos. Crear un perfil de anuncios personalizados. Seleccionar anuncios personalizados. Aplicar la investigación de mercado para generar información sobre la audiencia. Medir el rendimiento de los contenidos. Desarrollar y mejorar los productos.

el nuevo módem no se conecta a internet

Nos hemos acostumbrado tanto a que el Wi-Fi esté fácilmente disponible para escuchar música, transmitir nuestros programas favoritos y permitirnos trabajar desde casa, que rara vez pensamos dos veces en estar conectados hasta que de repente experimentamos un problema de Wi-Fi.

Una pérdida de conexión es un trastorno de la rutina diaria, pero la mayoría de los problemas de Wi-Fi son fáciles de solucionar, por lo que puedes volver a conectarte con relativa rapidez. Cuando tu Wi-Fi se cae, puedes restablecer el acceso por tu cuenta solucionando algunos de estos problemas comunes.

El Wi-Fi son ondas de radio, lo que significa que tu router Wi-Fi emite en todas las direcciones desde una ubicación central. Si tu router está en un rincón lejano de tu casa, estás cubriendo gran parte del mundo exterior innecesariamente. Si puedes, traslada tu router a un lugar más centralizado. Cuanto más cerca puedas poner tu router del centro de tu área de cobertura, mejor será la recepción en toda tu casa.

Si vives en un edificio de apartamentos, es posible que otros routers interfieran con el tuyo. Un software gratuito, como NetSpot en Mac y Windows (y Android) o Wi-Fi Analyzer para Android, puede mostrarte todas las redes inalámbricas cercanas y el canal que utilizan. Si tu router se solapa con las redes cercanas en determinadas habitaciones, considera la posibilidad de cambiar a un canal menos congestionado.

En trucos