Tutorial para aprender a nadar

Cómo nadar paso a paso

Si necesitas unos vídeos de natación que te ayuden a visualizar cómo debe moverse tu cuerpo mientras nadas, has llegado al lugar adecuado.    Sumérgete en las claras instrucciones que explican las cuatro brazadas básicas de natación en términos sencillos.    Disfruta de los movimientos lentos que enfatizan las diferentes partes y luego utiliza las miniaturas para hacer clic en las diferentes partes de la brazada si necesitas más detalles.

Cada clip de vídeo muestra la brazada nadando en un estilo no competitivo, utilizando una técnica básica.    Debajo de cada clip de vídeo hay pequeñas imágenes para que hagas clic y encuentres información más detallada sobre las partes individuales de cada brazada.

Este vídeo muestra la técnica básica del crawl frontal. Puedes ver cómo la acción de los brazos genera casi toda la propulsión y la acción de las piernas promueve una posición horizontal y aerodinámica del cuerpo y equilibra la acción de los brazos pero proporciona poca propulsión.

Este vídeo de natación muestra la técnica básica de la braza. Se puede ver que la propulsión de los brazos y las piernas es una acción consecutiva que tiene lugar bajo el agua.    Se crea una gran zona de resistencia frontal al subir los talones hacia el asiento y la técnica de respiración inclina la posición del cuerpo aumentando también la resistencia. Estas son las principales razones que hacen que esta brazada sea ineficiente y lenta.

Cómo aprender a nadar por ti mismo

Nunca es demasiado tarde para aprender a nadar. Si nunca tuviste la oportunidad de ser niño, puedes aprender a nadar fácilmente como adulto. Al principio, estar en el agua puede resultar extraño, poco familiar e incluso un poco preocupante. Pero con el tiempo se aclimatará y adquirirá un nivel de confianza que antes le parecía inimaginable.

Una vez que aprenda a nadar, podrá disfrutar de una serie de beneficios. Por ejemplo, la natación es una excelente forma de ejercicio. También es relajante; puede aliviar el estrés y calmar los nervios. Y si te sientes triste, 15 minutos en el agua pueden ser todo lo que necesitas para levantar el ánimo.

Es natural albergar miedo al agua si se ha pasado poco tiempo en ella. Una forma de superar ese miedo es empezar en la parte menos profunda de la piscina. Allí podrás estar de pie en el agua, bajando según tu nivel de comodidad. Practica la contención de la respiración mientras tu cabeza está bajo la superficie, sabiendo que puedes salir a tomar aire cuando lo desees.

Aprender a nadar para adultos

Aprender a nadar puede dar miedo cuando no se sabe lo que se está haciendo. Pero no te preocupes: hay cosas que puedes hacer para que aprender a nadar sea menos desalentador. Una vez que le cojas el tranquillo, nadar será pan comido.

Resumen del artículoPara aprender a nadar, primero hay que entender la seguridad antes de meterse en el agua. Nunca debes intentar aprender a nadar por tu cuenta. Asegúrate siempre de que un adulto, un instructor o un socorrista te observe o te ayude a aprender. A continuación, ponte cómodo aprendiendo a contener la respiración. Para aguantar la respiración, inhala largamente y espera a exhalar. Una vez que hayas aprendido a contener la respiración, puedes intentar flotar. Empieza poniendo tu cuerpo en paralelo con la superficie del agua mientras estás tumbado de espaldas. Pide a un adulto que te observe mientras encuentras el equilibrio en el agua. Intenta mantener la postura paralela sobre la espalda durante unos instantes sin ayuda y sin sumergir la cara. Practica siempre en la parte menos profunda, para poder levantarte cuando lo necesites. Cuando te sientas cómodo flotando, agárrate al borde de la piscina y practica pateando suavemente las piernas hacia arriba y hacia abajo en el agua. Intenta mantener la cabeza boca abajo en el agua durante unos segundos mientras aguantas la respiración, pero sal siempre a tomar aire cuando sientas que lo necesitas. Para aprender a nadar las brazadas de estilo libre, pecho, mariposa y espalda, intenta trabajar con un instructor cualificado.

Aprender a nadar a los 40 años

Nunca es demasiado tarde para aprender a nadar. Si nunca tuvo la oportunidad de ser niño, puede aprender a nadar fácilmente como adulto. Al principio, estar en el agua puede resultar extraño, poco familiar e incluso un poco preocupante. Pero con el tiempo se aclimatará y adquirirá un nivel de confianza que antes le parecía inimaginable.

Una vez que aprenda a nadar, podrá disfrutar de una serie de beneficios. Por ejemplo, la natación es una excelente forma de ejercicio. También es relajante; puede aliviar el estrés y calmar los nervios. Y si te sientes triste, 15 minutos en el agua pueden ser todo lo que necesitas para levantar el ánimo.

Es natural albergar miedo al agua si se ha pasado poco tiempo en ella. Una forma de superar ese miedo es empezar en la parte menos profunda de la piscina. Allí podrás estar de pie en el agua, bajando según tu nivel de comodidad. Practica la contención de la respiración mientras tu cabeza está bajo la superficie, sabiendo que puedes salir a tomar aire cuando lo desees.

En tutoriales